Páginas

lunes, 16 de julio de 2018

Invicta

Muy buenas, lectores. ¿Cómo estáis? ¡Lu al teclado!

Hoy vengo con la reseña de un libro que he leído a raíz de la Lectura Conjunta que ha organizado Tejiendo Ideas. La verdad es que ya le tenía el ojo echado al libro, pero cuando vi la oportunidad de la Lectura Conjunta, no me pude resistir.

Así que, sin más dilación, ¡comencemos con la reseña! (AVISO: La reseña es muy larga :P)

Título: Invicta

Autor: Miriam Alonso

Editorial: Escarlata Ediciones

Lanzamiento en español: Marzo 2018

Pág.: 340

Saga: Autoconclusivo

Comprar aquí

Se encontraron en la noche. Ella, jadeante de nervios y excitación; él, deseoso al tenerla atrapada, finalmente, entre sus brazos.

Fue brusco al ponerla contra los tablones que hacían las veces de pared. Quería que lo mirara a los ojos, que renaciera expuesta como una igual, lejos de convencionalismos absurdos y sociedades obtusas.


Él acarició el nacimiento de su garganta; Victoria sintió el tacto fino de su amante deslizarse por la piel. Quién iba a decir que, a pesar de ser el momento la definición misma de un apasionado romance, el amor fuera a doler tanto.


Invicta es un paseo por la historia; un canto a la rebeldía, al inconformismo, lleno de suspiros críticos y feministas. El arte palpita en estas páginas. Los sentimientos se apoderan de los estudios parisinos a comienzos del siglo XX y también de ella: porque la musa, envuelta en sábanas blancas, se deja contemplar, aunque su pose relajada esconda un pasado todavía inquieto.


Acompaña a Victoria en este viaje lleno de sentimiento, reencuentros y rodillas que sangran de cuando en cuando, mientras las máscaras clásicas del teatro muestran sus más pronunciados extremos en la tragicomedia que siempre acompaña, por el camino, a la invicta protagonista de esta historia.

La novela se nos plantea como una novela romántica con matices de novela histórica y es exactamente eso. La trama principal es el romance, como expresión artística y como sentimiento, enmarcado en un escenario histórico perfectamente representado.

Victoria es una chica de quince años que vive con su abuelo en un pueblo en las montañas. Su vida es muy monótona, se resume a hacer quesos y a cuidar de las cabras. Pero un día llega al pueblo una compañía de teatro ambulante que lo cambiará todo.


La novela está dividida en cinco partes más el epílogo. Algo que no ha terminado de gustarme mucho es que, estas partes, no estén divididas en capítulos: la narración era seguida, sin pausas. Esto tiene sus ventajas porque no hay cortes, la lectura es mucho más fluida, pero si sois como yo (de las que les gusta parar de leer cuando llega a un nuevo capítulo), esto podría resultaros algo molesto. Que no haya divisiones por capítulos no quiere decir que la lectura se haga pesada, para nada. Supongo que, a mi parecer, son pequeños detalles de una maniática como yo, jejejeje. 


Al principio de cada nueva parte se hace una especie de reflexión a colación de lo que ha pasado o va a pasar en esa parte, pero hubo una que me dejó totalmente fuera de la historia. Hubo una que era un manifiesto de la autora; se apreciaba totalmente que eran las palabras de la autora y no del narrador/a (el narrador no tiene por qué ser el autor. De hecho, normalmente no lo es). Yo habría reservado las ideas de la autora para un apartado independiente, un anexo, o incluso en los agradecimientos. Aunque sí es cierto que sus ideas son acertadas, y estoy totalmente de acuerdo con ella, me sacaron de la historia de Victoria y me costó volver a reconectar.

Hubo otra de las partes de la historia que me recordó totalmente a La Bella y la Bestia y me fue más fácil imaginármelo todo (los que lo hayáis leído o lo leáis seguro que estaréis de acuerdo conmigo). Aunque el escenario no fuese el mismo por la localización geográfica, el entorno que rodeaba a Victoria y las acciones y conversaciones me llevaron a pensar que estaba leyendo un retelling de La Bella y la Bestia, y me maravilló. Luego descubrí que no, obviamente.


Al principio de la historia, Victoria no es más que una niña, y eso se deja ver en su carácter. A mi parecer, es demasiado ingenua y le faltan varios hervores, pero es algo normal a esas edades. A medida que avanza la historia, y gracias a todo lo que tiene que vivir la protagonista, Victoria irá creciendo hasta formarse su propio criterio y tener un carácter fuerte. La protagonista acaba siendo una mujer de armas tomar que crece hasta representar el feminismo en estado puro. Esto es un punto remarcable a su favor ya que se aprecia la evolución clara del personaje. Gracias a esta evolución, he podido identificarme con la protagonista en algunos momentos porque la he sentido muy real.


La ambientación de la novela es una maravilla. Se nos plantea la Inglaterra de principios del siglo XX y la autora ha conseguido que seas capaz de visualizar el entorno con una narración rica en detalles. Después, cuando la acción se traslada a Francia, se consigue el mismo efecto representando las calles parisinas de la época de la Exposición Universal con la construcción de la Torre Eiffel. La documentación que ha realizado la autora para plasmar sus ideas en papel es extraordinaria. Ha sido capaz de reunir lo más importante y característico de principios de siglo XX de Francia y plasmarlo en la novela. De hecho, tengo que admitir que hasta he aprendido cosas sobre literatura y teatro mientras leía Invicta y eso me ha resultado gratificante.


La narración está en tercera persona, por lo que nos encontramos con un narrador omnisciente. A mí, en ciertos momentos, me ha recordado a un trovador contándonos una historia, y es algo que me ha parecido interesante. Aunque sí es cierto que, en ocasiones, adelanta hechos y te cuenta cuál será el final de una relación, por ejemplo, sin que haya llegado a pasar todavía. Lo considero como mini spoilers y yo soy antispoilers total. Soy de la opinión de que las cosas se cuenten en su debido momento, a no ser que ese personaje no vaya a salir nunca más y se quiera contar su desenlace. En ese caso, sí me parece correcto qué le pasará en el futuro. 

También es cierto que, a hilo de la narración, he encontrado frases demasiado largas, con muchísimas subordinadas, que hacían que te perdieras de la oración principal. He llegado a ver párrafos enteros que solo eran una frase y eso, a mí, me despista y me aburre un poco. Estas frases tan largas y el exceso de explicación y descripciones (ojo, es mi opinión, yo soy más de ir al grano) hace que me dé la sensación de que, a veces, se va un poco por las ramas perdiendo el hilo conductor.

Como resumen, he de decir que, al principio, no estaba convencida de que me fuese a gustar porque no estoy yo muy puesta en novela romántica, ahora me llama más la atención la ciencia ficción y la fantasía. Pero esta novela me ha sorprendido gratamente. Se entremezcla el romanticismo con la acción y las desventuras que Victoria tiene que sufrir. No es tampoco la típica novela romántica de chico conoce a chica y no pueden estar juntos. Va un paso más allá. 

En esta novela se representan unos valores totalmente necesarios en los tiempos que nos acontecen. Se trata el feminismo en una época en la que mujer no tenía prácticamente derechos. Se plantea la homosexualidad como algo completamente normalizado, como el amor puro que es sin importar género del que ama. Se hablan de problemas raciales y de segregación social y se explica que las personas somos todas iguales, sin importar procedencia, género o creencias religiosas. Si todo esto lo sumamos a que la novela, a mi parecer, es de tonalidades juveniles, nos encontramos con una obra capaz de hacer pensar a las futuras generaciones que nos seguirán.

Novela totalmente recomendada, así que vamos con la puntuación...




¡Cuatro fresitas de cinco!

Por último, y antes de despedirme, me gustaría darle las gracias a Anuca de Tejiendo ideas, por la organización de la Lectura Conjunta, y a Ediciones Escarlata por facilitarme el ejemplar en formato ebook. Ha sido un placer adentrarme en las aventuras de Victoria y poder reseñar una obra tan buena.

¡Nos leemos pronto!







lunes, 2 de julio de 2018

El último sueño

¡Hola a todos! 

Vuelvo a ser yo, después de mucho. Pero como veis no habeis estado abandonados porque os he dehado en muy buenas manos. 

Hoy quiero traeros esta historia que tengo desde hace un año en casa. Espero que os gusten las aventuras y algunas enseñanzas budistas, porque este libro va de eso. 


[...este libro  ... empieza siendo una cosa y termina siendo algo completamente disinta...]  

Antes de empezar quisiera darle las gracias al autor por el envio del ejemplar, así como por su paciencia. Ya que no he podido leer el mismo hasta este año. 

Y sin más, aquí os dejo la reseña. 


 

Titulo: El último sueño

Autor: Narciso Martín

Editorial: Createspace Independent Pub

Lanzamiento en español: 2013

Pág.: 400

Saga: Autoconclusivo

Comprar aquí


¿Perderías todo lo que te importa en la vida para poder cambiar el mundo? 

Gabriel es un hombre rico que no tendrá la oportunidad de elegir. Tras sufrir la mayor tragedia imaginable, emprenderá un largo camino en la busqueda espiritual en la otra punta del mundo. Junto a su amigo del alma Edgar, y su nuevo guia espiritual, Dojeh, se sumergirá en el mundo del budismo, y buscará a Simón, un joven muy enfermo cuyo don puede cambiar el destino de todos. 

¿Logrará Gabriel salvar el mundo? ¿Logrará curar su alma?

Gabriel es un hombre casado, con una empresa familiar pudiente que lleva junto con sus hermanos. Su padre un hombre de fuerte mentalidad, les inculcó a cada uno el deber seguir con el negocio, así como los formó para que este llegase a tener el mayor éxito posible. Todo va sobre ruedas, el negocio prospera, la familia está feliz y por delante tienen un viaje.  Hasta que sobreviene lo inimaginable y  Gabriel tendrá que enfrentarse a su mayor tragedia. Tras ello, se embarcará en un viaje hasta la otra punta del mundo. Una travesía que le hará cambiar espiritualmente y que será el comienzo de una historia increíble.

La narración está claramente dividida en dos partes, por un lado la más espiritual; y por otro una mezcla entre aventura y ficción. El último sueño es la primera novela de Narciso Martín y aunque no he leído nada más de él, se nota que este libro fue su primera obra. 

En un principio he de reconocer que me costó “engancharme a la historia”, aun estando narrado en primera persona (algo que me gusta). Sin embargo esta primera parte del libro,  donde Gabriel comienza a adentrarse en esa parte espiritual del budismo de la mano de Dojeb es la que sin duda me ha gustado y cautivado. Las enseñanzas budistas siempre me han llamado la atención, por los mensajes que mandan. Además durante la lectura vas encontrando diversas referencias de personalidades importantes budistas, cosa que lo hace más creíble. 

La otra parte del libro, sin embargo, no me ha gustado tanto. Esa parte de ficción y aventuras, era demasiado “alocada” para mí dentro de esta historia. Y quiero explicarme algo mejor; no estoy en contra de las historias de aventuras ni nada por el estilo, pero lo que más me ha chocado de este libro  es que empieza siendo una cosa y termina siendo algo completamente distinto. Sinceramente me habría gustado que hubiese seguido más la línea del principio. El personaje de Simon, y no quiero ahondar mucho para no caer en el spoiler, me ha resultado en un principio muy interesante, esa incógnita era algo que mantenía enganchada a la lectura. Sin embargo, una vez que la historia avanza y seguimos descubriendo al personaje no me ha resultado creíble.

Los demás personajes que aparecen como Edgar, el eterno amigo, es algo que me ha provocado una gran ternura. Ya que está en todo momento apoyando a Gabriel, incluso cuando él no quiere esa ayuda. Es un amigo incondicional. Al igual que Dojeb, que comienza siendo un simple monje y acaba siendo una parte importante en la historia, ya que sin él nuestro protagonista no hubiese iniciado ese camino de la superación y renovación espiritual.

Para finalizar decir que el libro me ha gustado. Por supuesto que lo recomiendo si te gusta la parte budista y además la aventura, seguro que disfrutas entre sus páginas. 

 
 

Y de nuevo volver a agradecer a Narciso Martin por enviarme el ejemplar y dedicado. Mi primer ejemplar dedicado, todo sea dicho. 


 


martes, 5 de junio de 2018

Asedio y tormenta

Muy buenas, lectores. ¿Qué tal? ¡Lu al teclado!

Después de las novedades del mes de junio, vengo con otra noticia para los amantes del Grishaverso...

Editorial Hidra publicará The Language of Thorns, lo nuevo de Leigh Bardugo. Será un libro de relatos ambientados en el mundo Grisha. El título será El lenguaje de las espinas y será una edición con ilustraciones a dos tintas. ¡Qué emoción! Además... ¡Leigh Bardugo vendrá a España en otoño!

¡Cuántas novedades nos ha traído la Feria del Libro de Madrid!

Si queréis saber cuáles han sido mis adquisiciones de la Feria del Libro (con firmas de autoras incluidas), no dudéis en seguirme por las redes sociales.

Y ahora, sin más dilación...

Reseña Asedio y Tormenta, de Leigh Bardugo

Título original: Siege and Storm
Autora: Leigh Bardugo
Editorial: Hidra
Lanzamiento en español: 2014
Páginas: 544
Traducción: Miguel Trujillo Fernández
Saga: Colección Grisha II
ComprarAquí

En su intento por huir de Ravka y dejar atrás a los Grisha, Alina y Malyen se embarcan en un viaje a través del Mar Auténtico. Pero por mucho que lo deseen, hay tres cosas de las que Alina jamás podrá escapar: Su pasado. Su poder. Y su destino. Alina pronto va a tener que enfrentarse a una terrible verdad.

LA OSCURIDAD NUNCA MUERE

Perseguida a través del Mar Auténtico, atormentada por las vidas con las que acabó en la Sombra, Alina trata de sobrevivir junto a Mal en una tierra extraña, a la vez que mantiene en secreto su identidad como Invocadora del Sol. Pero no podrá huir durante mucho tiempo ni de su pasado ni de su destino.
El Oscuro ha emergido de la Sombra con un terrorífico poder nuevo, y con un peligroso plan que pondrá a prueba los mismísimos límites del mundo natural. Con la ayuda de un carismático corsario, Alina volverá al país que trató de abandonar, decidida a luchar contra las fuerzas que amenazan Ravka. Pero a medida que su poder crece, Alina se pierde cada vez más en el juego de magia prohibida del Oscuro, y se aleja de Mal. Pronto tendrá que elegir entre su país, su poder y el amor que siempre pensó que la guiaría, o arriesgarse a perderlo todo en la tormenta que se avecina.

Nada más terminar Sombra y hueso, me lancé a por la segunda parte de esta trilogía. Necesitaba (sí, necesitaba) saber cómo continuaba la historia porque el final te dejaba con ganas de más. Esta novela comienza justo donde termina la primera, hecho que a mí me encanta porque siempre quiero saber qué le pasa a cada personaje cuando terminan las primeras partes.

Como ya comenté en la reseña anterior, el mundo creado es una maravilla y en esta segunda parte se constata aún más añadiendo nuevos elementos... PIRATAS. Sí, como lo leéis, piratas. Y es que... ¿A quién no le gustan los piratas? Y más aún cuando es un pirata tan carismático y achuchable como Sturmhond
.
En esta entrega el mapa se amplia, descubrimos nuevas zonas del mundo muy distintas a las que ya conocíamos, mostrándonos así un mundo rico en detalles que nos permite empaparnos de la historia.

Por sacarle algunas pegas, diría que la trama, aunque en un principio engancha, hacia la mitad decae un poco y se centra demasiado en temas políticos (ojo, es mi opinión). Además, el final es un tanto precipitado. Me explico: por lo general, las acciones transcurren sin prisas, bien detalladas y a un ritmo lento pero, de repente... BUM, el final. Pero bueno, tampoco considero esto grandes peros.

Sí hay uno que a mí me trae por la calle de la amargura y es la corrección. Sigo sin entender cómo un libro de tal envergadura pueda tener más faltas ortográficas y de estilo que la primera parte (al menos en la edición que yo tengo, no sé si los corrigieron en ediciones posteriores).

Después de todo lo expuesto, la puntuación es de… -redoble de tambores-:

      

¡Tres fresitas de 5! Aunque la historia es de 10, que haya más faltas que en el primero le baja muchísimo la nota.

Y hasta aquí la reseña de hoy. ¡Nos leemos en la próxima!