Páginas

lunes, 16 de julio de 2018

Invicta

Muy buenas, lectores. ¿Cómo estáis? ¡Lu al teclado!

Hoy vengo con la reseña de un libro que he leído a raíz de la Lectura Conjunta que ha organizado Tejiendo Ideas. La verdad es que ya le tenía el ojo echado al libro, pero cuando vi la oportunidad de la Lectura Conjunta, no me pude resistir.

Así que, sin más dilación, ¡comencemos con la reseña! (AVISO: La reseña es muy larga :P)

Título: Invicta

Autor: Miriam Alonso

Editorial: Escarlata Ediciones

Lanzamiento en español: Marzo 2018

Pág.: 340

Saga: Autoconclusivo

Comprar aquí

Se encontraron en la noche. Ella, jadeante de nervios y excitación; él, deseoso al tenerla atrapada, finalmente, entre sus brazos.

Fue brusco al ponerla contra los tablones que hacían las veces de pared. Quería que lo mirara a los ojos, que renaciera expuesta como una igual, lejos de convencionalismos absurdos y sociedades obtusas.


Él acarició el nacimiento de su garganta; Victoria sintió el tacto fino de su amante deslizarse por la piel. Quién iba a decir que, a pesar de ser el momento la definición misma de un apasionado romance, el amor fuera a doler tanto.


Invicta es un paseo por la historia; un canto a la rebeldía, al inconformismo, lleno de suspiros críticos y feministas. El arte palpita en estas páginas. Los sentimientos se apoderan de los estudios parisinos a comienzos del siglo XX y también de ella: porque la musa, envuelta en sábanas blancas, se deja contemplar, aunque su pose relajada esconda un pasado todavía inquieto.


Acompaña a Victoria en este viaje lleno de sentimiento, reencuentros y rodillas que sangran de cuando en cuando, mientras las máscaras clásicas del teatro muestran sus más pronunciados extremos en la tragicomedia que siempre acompaña, por el camino, a la invicta protagonista de esta historia.

La novela se nos plantea como una novela romántica con matices de novela histórica y es exactamente eso. La trama principal es el romance, como expresión artística y como sentimiento, enmarcado en un escenario histórico perfectamente representado.

Victoria es una chica de quince años que vive con su abuelo en un pueblo en las montañas. Su vida es muy monótona, se resume a hacer quesos y a cuidar de las cabras. Pero un día llega al pueblo una compañía de teatro ambulante que lo cambiará todo.


La novela está dividida en cinco partes más el epílogo. Algo que no ha terminado de gustarme mucho es que, estas partes, no estén divididas en capítulos: la narración era seguida, sin pausas. Esto tiene sus ventajas porque no hay cortes, la lectura es mucho más fluida, pero si sois como yo (de las que les gusta parar de leer cuando llega a un nuevo capítulo), esto podría resultaros algo molesto. Que no haya divisiones por capítulos no quiere decir que la lectura se haga pesada, para nada. Supongo que, a mi parecer, son pequeños detalles de una maniática como yo, jejejeje. 


Al principio de cada nueva parte se hace una especie de reflexión a colación de lo que ha pasado o va a pasar en esa parte, pero hubo una que me dejó totalmente fuera de la historia. Hubo una que era un manifiesto de la autora; se apreciaba totalmente que eran las palabras de la autora y no del narrador/a (el narrador no tiene por qué ser el autor. De hecho, normalmente no lo es). Yo habría reservado las ideas de la autora para un apartado independiente, un anexo, o incluso en los agradecimientos. Aunque sí es cierto que sus ideas son acertadas, y estoy totalmente de acuerdo con ella, me sacaron de la historia de Victoria y me costó volver a reconectar.

Hubo otra de las partes de la historia que me recordó totalmente a La Bella y la Bestia y me fue más fácil imaginármelo todo (los que lo hayáis leído o lo leáis seguro que estaréis de acuerdo conmigo). Aunque el escenario no fuese el mismo por la localización geográfica, el entorno que rodeaba a Victoria y las acciones y conversaciones me llevaron a pensar que estaba leyendo un retelling de La Bella y la Bestia, y me maravilló. Luego descubrí que no, obviamente.


Al principio de la historia, Victoria no es más que una niña, y eso se deja ver en su carácter. A mi parecer, es demasiado ingenua y le faltan varios hervores, pero es algo normal a esas edades. A medida que avanza la historia, y gracias a todo lo que tiene que vivir la protagonista, Victoria irá creciendo hasta formarse su propio criterio y tener un carácter fuerte. La protagonista acaba siendo una mujer de armas tomar que crece hasta representar el feminismo en estado puro. Esto es un punto remarcable a su favor ya que se aprecia la evolución clara del personaje. Gracias a esta evolución, he podido identificarme con la protagonista en algunos momentos porque la he sentido muy real.


La ambientación de la novela es una maravilla. Se nos plantea la Inglaterra de principios del siglo XX y la autora ha conseguido que seas capaz de visualizar el entorno con una narración rica en detalles. Después, cuando la acción se traslada a Francia, se consigue el mismo efecto representando las calles parisinas de la época de la Exposición Universal con la construcción de la Torre Eiffel. La documentación que ha realizado la autora para plasmar sus ideas en papel es extraordinaria. Ha sido capaz de reunir lo más importante y característico de principios de siglo XX de Francia y plasmarlo en la novela. De hecho, tengo que admitir que hasta he aprendido cosas sobre literatura y teatro mientras leía Invicta y eso me ha resultado gratificante.


La narración está en tercera persona, por lo que nos encontramos con un narrador omnisciente. A mí, en ciertos momentos, me ha recordado a un trovador contándonos una historia, y es algo que me ha parecido interesante. Aunque sí es cierto que, en ocasiones, adelanta hechos y te cuenta cuál será el final de una relación, por ejemplo, sin que haya llegado a pasar todavía. Lo considero como mini spoilers y yo soy antispoilers total. Soy de la opinión de que las cosas se cuenten en su debido momento, a no ser que ese personaje no vaya a salir nunca más y se quiera contar su desenlace. En ese caso, sí me parece correcto qué le pasará en el futuro. 

También es cierto que, a hilo de la narración, he encontrado frases demasiado largas, con muchísimas subordinadas, que hacían que te perdieras de la oración principal. He llegado a ver párrafos enteros que solo eran una frase y eso, a mí, me despista y me aburre un poco. Estas frases tan largas y el exceso de explicación y descripciones (ojo, es mi opinión, yo soy más de ir al grano) hace que me dé la sensación de que, a veces, se va un poco por las ramas perdiendo el hilo conductor.

Como resumen, he de decir que, al principio, no estaba convencida de que me fuese a gustar porque no estoy yo muy puesta en novela romántica, ahora me llama más la atención la ciencia ficción y la fantasía. Pero esta novela me ha sorprendido gratamente. Se entremezcla el romanticismo con la acción y las desventuras que Victoria tiene que sufrir. No es tampoco la típica novela romántica de chico conoce a chica y no pueden estar juntos. Va un paso más allá. 

En esta novela se representan unos valores totalmente necesarios en los tiempos que nos acontecen. Se trata el feminismo en una época en la que mujer no tenía prácticamente derechos. Se plantea la homosexualidad como algo completamente normalizado, como el amor puro que es sin importar género del que ama. Se hablan de problemas raciales y de segregación social y se explica que las personas somos todas iguales, sin importar procedencia, género o creencias religiosas. Si todo esto lo sumamos a que la novela, a mi parecer, es de tonalidades juveniles, nos encontramos con una obra capaz de hacer pensar a las futuras generaciones que nos seguirán.

Novela totalmente recomendada, así que vamos con la puntuación...




¡Cuatro fresitas de cinco!

Por último, y antes de despedirme, me gustaría darle las gracias a Anuca de Tejiendo ideas, por la organización de la Lectura Conjunta, y a Ediciones Escarlata por facilitarme el ejemplar en formato ebook. Ha sido un placer adentrarme en las aventuras de Victoria y poder reseñar una obra tan buena.

¡Nos leemos pronto!







No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas tú? ¡Deja tu comentario!

Me encanta leer todas vuestras opiniones. Leo todas y cada una e intento dar respuesta a todas.
.
¡Gracias por visitar el blog!
¡Y muchas más por compartir conmigo tu opinión!

Muaks!